La Maleta Perfecta

Como mencioné en los 6 Pasos para Planear tu Viaje es importante prepararnos para hacer nuestra maleta antes del viaje, especialmente si es un viaje que durará más de una semana. No es necesario tener en nuestra cama las cosas que vamos a llevar 2 semanas antes del viaje; podemos empezar haciendo una lista en donde clasificamos entre las que “necesitamos” llevar y las que nos “gustaría” llevar. De esta manera, un par de días antes de partir tendremos una idea más clara de lo que queremos y necesitamos llevar; ahora sí, podemos empezar a poner las cosas en la cama para ir haciendo una idea visual.

Nuestra maleta va a variar en nuestro tipo de viaje, por ejemplo, si voy a ir de mochilero, sin duda voy a llevar una toalla conmigo; en cambio, si voy a un hotel, claramente no voy a ocupar espacio en mi maleta para cargar una toalla.

Con el tiempo he aprendido a viajar ligero, y es que, no necesitamos llevar un pantalón y una camisa diferente para cada día. En primer lugar, raramente usamos tanto un pantalón en un día que esté demasiado sucio para volverlo a usar, unos jeans fácilmente aguantan 3 días de uso. En segundo lugar, siempre hay manera de lavar tu ropa en donde quiera que andes. Generalmente, si llevo 2 o 3 pantalones o bermudas, voy rotando uno diferente cada día, así les doy tiempo que se repongan 🙂

Llevo viajando aproximadamente 10 años, y sin duda alguna, la manera de empacar ahora es mucho más práctica y mejor que cuando empecé a viajar. Este método me ha funcionado a mi y obviamente no a todos les va a servir la misma manera de empacar. Siempre procuro llevar lo menos posible, solamente lo esencial y cosas que son realmente necesarias como alguna medicina muy especializada. Cualquier otra cosa, se puede encontrar y comprar en cualquier parte del mundo. Otro punto importante es, cuando vamos a lugares de clima frío, generalmente vamos a traer puesta la misma chamarra o abrigo, por lo que en las fotos no se percibe si nos cambiamos de ropa o no, así que es aún menos complicada hacer esa maleta.

A continuación esta la lista que uso para hacer mi maleta:

Ropa

  • 2 camisas de vestir para salir a cenar a lugares más “nice”.
  • 1 par de jeans, aunque son pesados siempre duran mucho tiempo antes de que estén demasiados sucios.
  • 2 bermudas.
    packing cubes ropa maleta ideal

    Así empaco mi ropa usando mis “Packing Cubes” que hacen la organización de mi ropa una tarea más fácil.

  • 1 traje de baño.
  • 4 playeras.
  • 3 playeras tipo polo.
  • 1 tenis (generalmente son los que llevo puestos)
  • 1 zapatos casuales/formales.
  • 1 flip flops/alpargatas/crocs
  • 5 pares de calcetas.
  • 6 boxers.
  • 1 cinturón.
  • 1 sudadera ligera.

En mi bolsa de baño

Todo en tamaño de viaje:

  • 1 cepillo de dientes.
  • 1 pasta de dientes.
  • 1 rastrillo.

    Para mis camisas ocupo este “Folder de Camisas” que ayuda para que no se arruguen.

  • shampoo.
  • jabón.
  • gel para pelo.
  • crema humectante.
  • gel antibacterial.
  • vitamina C (1000 mg)
  • cortaúñas

Electrónicos

  • Cámara
  • Laptop
  • iPhone
  • iPad
  • Audífonos con Cancelación de Ruido
  • Convertidor de corriente universal

Varios

  • Candado de combinación.
  • Lentes de Sol
  • Bolsas Ziploc
  • Tapones para los oídos.

Últimos 3 tips pero muy importantes:

  1. Entre más grande sea tu maleta, más cosas vas a llevar. Por naturaleza vamos a querer llenar todo el espacio disponible, es por eso que recomiendo comprar una maleta de tamaño mediano en donde entren todas nuestras cosas y no llevemos cosas que no necesitamos. Yo creo que las 2 cosas que menos me gustan de viajar son: esperar en línea para documentar las maletas y esperar una eternidad a que salgan las maletas por las bandas. Por eso, los últimos 4 años he viajado únicamente con una maleta pequeña, que sea certificada como “carry on” y la pueda llevar a bordo siempre. De esa manera, obtengo mi pase de abordar desde internet y llego al aeropuerto directo a la sala. Y cuando aterrizamos soy el primero en abandonar el aeropuerto.
  2. Usar los cubos para empacar. Son pequeñas bolsas ligeras que nos permiten empacar más eficientemente. Yo no hago una maleta sin utilizarlos. Son muy convenientes ya que nos permiten clasificar nuestra ropa de diferentes maneras y lo más importante es que sabemos donde está cada cosa, así que cuando necesitamos sacar de la maleta algo en particular, no tenemos el miedo de tener que sacar todo y se haga un revoltijo.
  3. Siempre tener en cuenta las bolsas de compresión. Estas son muy útiles para ahorrar espacio. Son bolsas muy parecidas a una bolsa ziploc pero grande, con una válvula que sólo permite la salida de aire mas no la entrada. En lo personal la ocupo cuando voy a lugares fríos y necesito llevar chamarras o abrigos, los meto en una bolsa de compresión y con la ayuda de una aspiradora saco todo el aire, se reduce aproximadamente un 70%. Siempre mantengo una en la parte del interior de mi maleta, por si se ofrece cuando venga de regreso de alguna parte del mundo.

Créanme que al final de cuentas, no necesitamos tantas cosas para viajar como pensamos. Estoy seguro que muchos de ustedes en este momento están recordando de aquella vez que llevaron un par de artículos a pasear y que nunca salieron de su maleta. Espero que este artículo te ayude a hacer tu ¡maleta perfecta!